Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Se han notificado trastornos visuales provocados por el omeprazol, pero en un estudio farmacoepidemiológico, realizado con 95.000 personas, no se encontró ninguna relación causal entre la toma de omeprazol y la aparición de dicho efecto adverso. Hasta la fecha, ningún antiulceroso distinto de los inhibidores de la bomba de protones había provocado toxicidad ocular. La aparición de trastornos visuales después de la administración de altas dosis de omeprazol por vía parenteral es un fenómeno conocido, pero últimamente se han notificado casos de trastornos oculares irreversibles, después de su administración oral y también se ha dado un caso parecido con pantoprazol oral. La explicación de este efecto adverso radica en que los inhibidores de la bomba de protones no permiten una inhibición selectiva de la H+/K+-ATPasa de la mucosa gástrica. La inhibición de esta enzima parece ser responsable de una disminución de la función renal, de una insuficiencia renal y de una nefritis intersticial. La bomba de protones también se localiza en la musculatura lisa de las arterias y su inhibición tiene como consecuencia un descenso del pH, que provoca una vasoconstricción, por lo que existe el peligro de que aumente la presión arterial y se produzca una angina de pecho. La isquemia resultante de la vasoconstricción de los vasos retinianos podría ser el origen de los trastornos oculares.
Palabras claves:
  • OMEPRAZOL
  • DOSIS
  • PANTOPRAZOL
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.