Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Como consecuencia de la notificación de un broncoespasmo mortal en un niño asmático que había utilizado un pediculicida en forma de aerosol, en marzo de 1997, la Agencia francesa del medicamento decidió declarar contraindicados todos los pediculicidas en envase a presión (aerosol) para pacientes asmáticos. Este caso (excepcional) parece que ha de atribuirse más bien a la forma aerosol que al principio activo pediculicida, ya que también se han dado otros casos de broncoespasmo con ocasión de asmáticos que habían inhalado distintas substancias en forma de aerosol. En algunos casos se ha atribuído la causa a los gases propulsores y a los agentes dispersantes incluidos en dichos envases, pero se sigue discutiendo el mecanismo exacto del broncoespasmo y la responsabilidad propia de cada sustancia. En la práctica, parece prudente recomendar evitar el uso de aerosoles (de uso médico o doméstico) en la proximidad inmediata de un paciente asmático. Si uno de estos pacientes necesita un pediculicida, es preferible usar un producto en forma de loción. Esta recomendación sobre los aerosoles no debe hacerse extensiva a los tratamientos antiasmáticos inhalados, ya que está demostrado que con tales productos casi nunca se produce una broncoconstricción y su interés terapéutico justifica correr un eventual riesgo.
Palabras claves:
  • NIÑOS
  • RIESGOS
  • ASMA
  • CONTRAINDICACIONES
  • BRONCOESPASMO
  • ADMINISTRACION
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.