Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Como ya se sabe, un efecto adverso neurológico, dosis dependiente, de la metoclopramida son las reacciones de distonías agudas. Se dan sobre todo en niños y adultos jóvenes y suelen estar relacionadas con una sobredosis relativa o o dependen de la sensibilidad individual. Los trastornos se presentan al empezar el tratamiento, a menudo durante los tres primeros días, a veces incluso con la primera dosis y se manifiestan al cabo de 1-3 h de la administración por una hipertonía que suele localizarse en la cara y en la nuca. Entre otras se pueden observar crisis oculógiras, discinesias bucolinguales o tortícolis espasmódicas. También se puede dar una afección distónica del tronco y de los miembros, pero es menos frecuente. Debido a la espectacularidad del cuadro clínico, muchas veces el paciente es hospitalizado y se le realizan múltiples exploraciones inútiles, sin pensar en el origen yatrógeno. Al suspender la metoclopramida el cuadro evoluciona hacia una regresión rápida y sin secuelas, ya sea espontáneamente o con un tratamiento sintomático (benzodiazepinas o anticolinérgicos). En la práctica, conviene informar a los pacientes y a los padres de los niños de la existencia de este riesgo, recomendarles que no sobrepasen la dosis prescrita y que respeten un intervalo al menos de 6 h entre las tomas, incluso en caso de vómitos.
Palabras claves:
  • RECOMENDACIONES
  • ANTICOLINERGICOS
  • CONSEJOS
  • YATROGENIA
  • AFECTOS-ADVERSOS
  • DOSIS
  • TRATAMIENTO
  • NIÑOS
  • EVOLUVION
  • BENZODIAZEPINAS
  • SINTOMAS
  • JOVENES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.