Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La meningitis aséptica medicamentosa es un efecto adverso poco frecuente, que aparece algunas horas o algunos días después de la administración del fármaco en cuestión y remite sin secuelas dentro de las 48 h siguientes a la suspensión del mismo. La sintomatología es la misma de las meningitis infecciosas: cefaleas intensas, fotofobia, náuseas y vómitos, rigidez y fiebre. Dicho cuadro indica la necesidad de una punción lumbar. La ausencia de gérmenes en el líquido cefaloraquídeo debe hacer presumir un origen medicamentoso. El peligro es mayor si existen antecedentes de episodios meníngeos sin explicación o una patología inmunitaria subyacente (como un lupus eritematoso diseminado). Los fármacos implicados con mayor frecuencia en la aparición de una meningitis aséptica son los AINE (sobre todo ibuprofeno , menos sulindac y naproxeno ). Entre los restantes medicamentos sobresalen algunos antibióticos (en especial, cotrimoxazol y sulfamidas), las inmunoglobulinas por vía intravenosa y la vacuna contra las paperas. Si se presenta esta complicación, es necesario suspender inmediatamente el fármaco sospechoso y evitar su administración en adelante, pero teniendo en cuenta que no existe reacción cruzada entre los distintos AINE, es posible la administración posterior de otro derivado.
Palabras claves:
  • VACUNA
  • EVOLUCION
  • INMUNOGLOBULINAS
  • DIAGNOSTICO
  • AINES
  • ANTIPAPERAS
  • SULFAMIDAS
  • ANTIBIOTICOS
  • SINTOMAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.