Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

En 4 estudios a corto plazo (menos de 2 años) realizados con cerca de 400 mujeres menopáusicas desde hacía menos de 4 años, se evidenció que la aplicación de un parche transdérmico que libera 50 µg/d de estradiol permitía prevenir la pérdida ósea en aproximadamente el 70% de las usuarias. Este efecto tenía lugar tanto sobre el hueso travecular vertebral como sobre el hueso cortical a nivel del antebrazo. En prevención secundaria, un estudio clínico a corto plazo (1 año) con 75 mujeres que habían sufrido un aplastamiento vertebral, mostró que la aplicación de un dispositivo que libera 100 µg/d de estradiol permite reducir, aunque no suprimir enteramente, el riesgo de nuevos aplastamientos (RR= riesgo relativo = 0,39 con estrogenoterapia en relación al placebo). Hasta la fecha no se dispone de ningún estudio que haya comparado la eficacia del estradiol transdérmico con la de la estrogenoterapia oral en la prevención primaria o secundaria de la osteoporosis postmenopáusica. Según los autores, en el estado actual de los conocimientos no está justificado recomendar sistemáticamente el estradiol transdérmico para prevenir la osteoporosis, pero puede considerarse como una alternativa útil para mujeres que prefieren la aplicación de un dispositivo transdérmico cada 3 días a un tratamiento oral diario.
Palabras claves:
  • MENOPAUSIA
  • ALTERNATIVAS
  • ADMINISTRACION
  • ESTROGENOS
  • INDICACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.