Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Mayo de 2009 (114)

Recomendaciones sobre el uso de plantas medicinales - Los productos elaborados a partir de plantas medicinales se deben considerar como un posible origen de síntomas, reacciones adversas e interacciones medicamentosas. Por tanto, es conveniente informarse durante la consulta sobre si el paciente es consumidor habitual de productos a base de plantas medicinales y adjuntar la información a la historia clínica. Esta información puede ser tan útil como conocer sus hábitos tabáquicos, sobre consumo de alcohol o si practica algún tipo de ejercicio. - Informar a los pacientes, en especial a aquellos que tienen patologías crónicas, hepáticas, antecedentes de reacciones alérgicas, embarazadas y madres lactantes, de que es mejor evitar el consumo de preparados a base de plantas medicinales sin consultar previamente con el médico o el farmacéutico. - Tener en cuenta que la posibilidad de que se produzca una interacción aumenta de forma exponencial con el número de medicamentos administrados. Se ha comprobado que el riesgo pasa del 4% en pacientes hospitalizados que se están tratando con 2-5 fármacos a un 54% en aquellos que se están tratando con 16-20 fármacos. - Si existe la sospecha de una reacción adversa por el consumo de un producto a base de plantas medicinales o de una posible interacción entre un medicamento y dicho producto, se debe notificar al Sistema Español de Farmacovigilancia, ya que así se estará contribuyendo a mejorar el conocimiento sobre estos productos.
Palabras claves:
  • Plantas medicinales.
  • Interacciones.

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.