Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

En 1995 el Servicio de sanidad público británico publicó las siguientes recomendaciones para prevenir el contagio de las diarreas agudas infecciosas: LAVADO CUIDADOSO Y FRECUENTE DE LAS MANOS: toda persona (familiar, visitante, cuidador) debe lavarse las manos con agua y jabón después del contacto con el enfermo, sus ropas, sus sábanas u objetos familiares, y también antes de preparar o servir comidas. El enfermo ha de lavarse las manos después de cada deposición, cada micción y antes de comer. Las toallas han de ser de uso personal (o mejor, desechables). TRATAR LAS HECES Y EL MATERIAL MANCHADO: a domicilio, los enfermos pueden usar normalmente los baños que disponen de agua corriente. Las ropas y sábanas del enfermo se han de lavar a máquina a temperatura alta. DESINFECCION DEL ENTORNO: el pomo de la cadena de la cisterna, los pomos de las puertas del cuarto de baño y lavabos deben limpiarse al menos una vez al día. El asiento del WC se ha de limpiar después de cada uso con un detergente líquido y un desinfectante (o un trapito impregnado de alcohol). Las palanganas y orinales han de manipularse con guantes (de un sólo uso), han de ser vaciados en el WC, lavados, desinfectados y aclarados.
Palabras claves:
  • CONTAMINACION
  • CONSEJOS
  • DESINFECTANTES
  • RECOMENDACIONES
  • PREVENCION
  • DESINFECCION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.