Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La paroxetina es un antidepresivo del grupo de los inhibidores de la recaptación de la serotonina ( ISRS ). Además de estar indicada para las enfermedades depresivas, de ahora en adelante también está indicada oficialmente para el tratamiento de trastornos obsesivos y ataques de pánico. Para estas dos afecciones la posología suele ser de 40mg/día, por lo menos. Se han realizado dos estudios. Un estudio (367 pacientes) para la prevención de ataque de pánico y un estudio (399 pacientes) para el tratamiento de trastornos obsesivos En ambos se ha puesto de manifiesto que la eficacia de la paroxetina era superior a la del placebo y comparable a la de la clomipramina (ANAFRANIL° ). En el segundo estudio hubo menos efectos adversos con paroxetina (9%) que con clomipramina (17%) por lo que no hubo que interrumpir el tratamiento con tanta frecuencia. Con paroxetina los efectos adversos más frecuentes fueron astenia, cefaleas, insomnio y náuseas, mientras que con clomipramina predominaron los efectos anticolinérgicos. Según los autores, la paroxetina tiene el mismo interés para el tratamiento de ataques de pánico o de trastornos obsesivos que para la depresión: no está justificado su uso como primera elección, pero puede constituir una alternativa eficaz en caso de fracaso o intolerancia a la clomipramina (más barata y mejor conocida).
Palabras claves:
  • DOSIS
  • ALTERNATIVAS
  • OBSESION
  • COMPARACION
  • PANICO
  • ELECCION
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • CLOMIPRAMINA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.