Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Un cambio de color en la orina es un síntoma alarmante, ya que puede revelar una hematuria (-> rojo), una mioglobinuria (-> marrón), una colestasis (-> marrón), una porfiria (-> marrón-rojo) o enfermedades metabólicas hereditarias poco frecuentes (alcaptonuria, tirosinemia -> marrón-rojo/negro). El cambio de color también puede ser un efecto adverso de un tratamiento (hematuria causada por anticoagulantes , nefropatía con hematuria por AINE , por ej.). Dejando aparte cualquier patología, la orina puede colorearse pasivamente por la toma de ciertos alimentos (remolacha, moras -> rojo, zanahorias -> amarillo anaranjado) o de algunos medicamentos. En la práctica, es importante saber reconocer estas coloraciones pasivas (debe realizarse un interrogatorio minucioso sobre la alimentación reciente y los tratamientos que se siguen) que no producen trastornos, para poder tranquilizar inmediatamente a los pacientes y evitar exploraciones inútiles.
Palabras claves:
  • DIETAS
  • PATOLOGIAS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • DIAGNOSTICO
  • ALIMENTOS
  • HEMATURIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.