Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La vaginosis bacteriana es la causa más frecuente de vaginitis en las mujeres en edad fértil. Está causada por un cambio en la flora microbiana vaginal. Puede transmitirse sexualmente. Se asocia a portadoras de aparatos intrauterinos. La vaginosis bacteriana se caracteriza por secreciones blanquecinas, malolientes, sin prurito ni inflamación. Con frecuencia es asintomática. El tratamiento más efectivo consiste en la administración de metronidazol por vía oral (800-1200 mg/día, en varias dosis, durante una semana), la administración de dosis única ( 2 g de metronidazol), es efectiva pero se asocia a mayor número de recurrencias. Se han observado resultados similares a la terapia oral con la aplicación tópica vaginal de metronidazol (0.75% en gel) o clindamicina (2% en gel). Se recomienda tratar también a las mujeres con vaginosis bacteriana asintomática antes de un embarazo o cirugía ginecológica, para evitar complicaciones infecciosas. Aproximadamente el 30% de las pacientes recaen durante los 3 primeros meses. En este caso se recomiendan tratamientos de 10-14 días.
Palabras claves:
  • DOSIS
  • METRONIDAZOL
  • RECURRENCIAS
  • EMBARAZO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.