Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La osteoartritis se caracteriza por dolor en la articulación, sensibilidad, limitación de movimiento, crepitantes, efusiones ocasionales e inflamación variable sin efectos sistémicos.

El tratamiento de la osteoartritis se dirige al control de los síntomas, básicamente el dolor. La terapia debe individualizarse y basarse en la distribución de las articulaciones afectadas, en su gravedad y en otros factores asociados del paciente. La primera fase del tratamiento consiste en la educación al paciente, terapia física y ocupacional, reducción de peso, ejercicio…

Se recomienda iniciar el tratamiento farmacológico con paracetamol. Para aquellos pacientes que no responden se sustituye por AINEs. No existe evidencia de que algún AINE sea más efectivo que los otros, pero la indometacina debe considerarse de reserva por ser el que mayor toxicidad produce. Se recomienda iniciar el tratamiento con AINEs con la menor dosis posible, no asociar más de uno y valorar el efecto al cabo de un mes. El tratamiento tópico, con AINE o capsaicina, puede aplicarse solo o asociado al tratamiento oral. Se considera más beneficioso si el número de articulaciones afectadas es pequeño. También puede ser beneficiosa la administración intrarticular de corticosteroides (sobre todo triamcinolona) e hialurónico, asociados a la terapia oral. Cuando fracasa la terapia oral se recurre a la cirugía.

Palabras claves:
  • AINE
  • ARTRITIS
  • CAPSAICINA
  • CORTICOIDES
  • HIALURÓNICO
  • INDOMENTACINA
  • INFILTRACIONES
  • PARACETAMOL

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.