Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

En los pacientes con cirrosis hepática, a medida que va evolucionando su enfermedad, el riñón sufre una alteración progresiva. Se produce retención de sodio que conduce a ascitis. En un principio responde a diuréticos, pero cuando va progresando se vuelve resistente. El tratamiento inicial de la ascitis se basa en la restricción de la ingesta de sodio y en el uso de diuréticos (furosemida + espironolactona). La monitorización del paciente se realiza a través del control del peso. La dosis de diurético necesaria se considera aquella que consigue reducir 1Kg/día en pacientes con ascitis y edema periférico o 500 g/día en pacientes con ascitis sola. Cuando la ascitis supone una tensión abdominal importante se recomienda eliminar el líquido mediante evacuación con paracentesis. No se deben dejar los diuréticos ni la dieta sin sodio.
Palabras claves:
  • DIETA
  • DIURÉTICOS
  • DOSIS
  • PARACENTESIS
  • SODIO.
  • CIRROSIS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.