Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La mayoría de convulsiones tónico-clónicas son autolimitantes, pero un 10% de las convulsiones febriles pueden durar 30 minutos o más. Estas convulsiones deben pararse lo más rápidamente posible con diazepam o lorazepam, y debe controlarse la respiración y la situación general sistémica. Algunos niños sólo presentan una única convulsión, sin embargo, existen algunas circunstancias en que debe recomendarse tratamiento lo antes posible. Éstas son: cuando la convulsión tónico-clónica forma parte de un síndrome donde se ha producido otro tipo de convulsiones, cuando se diagnostica una epilepsia mioclónica juvenil y cuando la convulsión es secundaria a una alteración neurológica, tipo traumatismo o tumor. El ácido valproico es el tratamiento de elección en las convulsiones tónico-clónicas generalizadas idiopáticas. El ácido valproico es tan efectivo como la fenitoína y la carbamazepina como monoterapia de primera elección en las convulsiones infantiles. En los ataques generados por estimulación visual, como televisión o vídeo juegos, se debe eliminar el factor precipitante; en algunos casos puede ser efectiva la oclusión de un ojo.
Palabras claves:
  • DIAZEPAM
  • LORAZEPAM
  • ANTIEPILÉPTICOS
  • VALPROICO
  • CAUSAS
  • CARBAMACEPINA
  • FENITOÍNA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.