Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

En las contusiones de primer grado (hematomas, equimosis leves y dolor, sin herida) es recomendable la aplicación de frío (hielo o agua fría) para evitar el dolor y el edema por vasoconstricción. El segundo o tercer día puede aplicarse calor, que ayuda a reducir el edema producido. La asociación desde el inicio de antiinflamatorios tópicos acorta el proceso. En contusiones graves (2º y 3er grado), con extravasación de sangre, debe derivarse a consulta médica rápidamente. Como primeros auxilios pueden aplicarse masajes ligeros con algún antivaricoso tópico y un vendaje compresivo suave. Los traumatismos y otros problemas musculares son muy diversos y difíciles de distinguir, por ello deben conducirse al especialista. Las agujetas desaparecen espontáneamente. En caso de elongación o estiramiento brusco muscular se recomienda reposo y masaje con pomadas revulsivas, decontracturantes y antiinflamatorias; si hay distensión o desgarro muscular, con rotura de fibras no debe realizarse masaje, se deriva al especialista, se trata con reposo, crioterapia y contención. Las lesiones articulares, incluidos esguinces, deben remitirse a consulta médica para diagnóstico correcto. El tratamiento consiste en crioterapia y ligeros masajes con pomadas antiinflamatorias y antiedematosas.
Palabras claves:
  • PRIEMROS-AUXILIOS
  • ADMINISTRACION
  • ANTIVARICOSOS
  • AINES
  • CLASIFICACION
  • RECOMENDACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.