Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Los nuevos agonistas de la dopamina en el tratamiento del parkinson (cabergolina, pramipexol y ropinirol) han demostrado retrasar la necesidad de iniciar tratamiento con levodopa y por consiguiente la aparición de disquinesias tardías inducidas por ella, además han demostrado ser efectivos como adyuvantes en los estadios avanzados de parkinson, pero con efectos secundarios como disquinesias, somnolencia y alucinaciones. El pramipexol y ropinirol parece que no causan parestesias, inflamación dermatológica, inflitrados ni efusión pulmonares. En los estudios realizados han demostrado buena tolerancia cuando se usan como monoterapia. Los inhidores de la COMT (entocapone y tolcapone), bloquean el catabolismo periférico de la levodopa, aumentando así su concentración a nivel central. Parece que reducen los efectos adversos debidos a la corta semivida de la levopoda y la progresión del parkinson. Han demostrado eficacia en pacientes con enfermedad estable, mejorando el periodo de reacción. El tolcapone también ha demostrado ser eficaz en pacientes con fluctuaciones motoras. Ambos fármacos son relativamente bien tolerados, exceptuando la aparición de disquinesias -que requiere reducción de la dosis de levodopa- y algunas diarreas ocasionales.
Palabras claves:
  • CABERGOLINA
  • TOLCAPONE
  • DOPAMINERGICOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ROPIRINOL
  • LEVODOPA
  • PRAMIPEXOL
  • ENTOCAPONE
  • EFICACIA
  • COMPARACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.