Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Se considera hipertensión arterial (HTA) cuando los valores de TA son superiores a 90/140 mmHg y se clasifica como moderada, grave o muy grave a medida que estos valores van superando las cifras 100/160, 110/180 y 120/210 mm Hg, respectivamente. Los factores de riesgo para el desarrollo de la HTA son: hipercolesterolemia, hiperglucemia, obesidad, hiperuricemia, tabaquismo y antecedentes familiares. El objetivo del tratamiento es prevenir o revertir las complicaciones de la HTA: hipertrofia ventricular izquierda, insuficiencia cardíaca congestiva, edema pulmonar, enfermedad coronaria, isquemia, trombosis o infarto cerebral, aterosclerosis, aneurismas e insuficiencia renal crónica. En el tratamiento de la HTA son importantes las medidas no farmacológicas: reducción de peso, disminuir la ingesta de sodio, grasas saturadas y colesterol, aumentar el consumo de fibra, restringir el consumo de alcohol y tabaco, practicar ejercicio y utilizar técnicas de relajación. En el 80% de los pacientes será necesario recurrir al tratamiento farmacológico. Ver fichas: Hipertensión arterial. Tratamiento farmacológico y Tratamiento en situaciones especiales.
Palabras claves:
  • CAUSAS
  • ALCOHOL
  • CLASIFICACION
  • RIESGOS
  • DIETA
  • EJERCICIO
  • RECOMENDACIONES
  • TABAQUISMO
  • CONSEJOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.