Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

El aumento de la incidencia de la tuberculosis y el aumento de la resistencia de Mycobacterium tuberculosis a los fármacos convencionales, especialmente en pacientes con infección por VIH, ha disparado la necesidad de disponer de alternativas al tratamiento convencional. Entre estas alternativas se encuentran las quinolonas Entre las quinolonas encontramos muy activas, moderadamente activas y poco activas frente a M. Tuberculosis. Entre las muy activas encontramos a esparfloxacino, clinafloxacino, levofloxacino, DU6859, y AM 1155. Moderadamente activos son el ofloxacino, ciprofloxacino y el A56620. Las dos quinolonas más ampliamente utilizadas en el tratamiento de la tuberculosis son ciprofloxacino y ofloxacino. El ciprofloxacino tiene una actividad bactericida similar a la isoniacida, y en combinación con la rifampicina fue mas esterilizante en que la combinación con isoniazida. El ofloxacino presenta una actividad algo menor, comparable a etambutol cuando se usa en combinación con isoniacida o rifampicina. El esparfloxacino presentó mayor actividad que ofloxacino y una considerable actividad bactericida asociada a pirazinamida y estreptomicina o canamicina. A pesar de la efectividad en el tratamiento de tuberculosis con modelos animales, la experiencia que se tiene con las quinolonas en humanos es escasa, y las concentraciones que alcanzan esta poco por encima de su CMI, lo que hace que queden como fármacos de segunda línea, en sustitución de los bactericidas.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • RESISTENCIAS
  • COMPARACION
  • ALTERNATIVAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.